banner_premios_via
Pirelli Seal Inside

Pirelli recomienda para el regreso a casa…

El cuidado de los neumáticos es importante porque constituye la seguridad del vehículo y de sus ocupantes.

La llantera italiana ha preparado 5 recomendaciones para emprender el viaje de regreso a casa:

Presión y desgaste. Lo primero que se debe revisar es la presión e inflado de las llantas según las recomendaciones de fábrica del vehículo. En el caso de las motos, se debe calibrar la presión de acuerdo con la carga y el número de pasajeros, según el fabricante de la moto.

Balanceo y alineación. Efectuar el balanceo de las cuatro (o las dos, en caso de las motos) y alinear el carro cada 10.000 kilómetros, cuando se haga cambio de llantas o si se sienten desvíos o vibraciones en el volante. En motos de alto cilindraje el balanceo es fundamental para lograr una conducción confortable. Además, cambiar los neumáticos de posición cada 10.000 kilómetros de acuerdo con las recomendaciones del manual y según lo que indique la banda de rodamiento al llegar al punto indicado TWI (Thread Wear Indication).

Golpes y averías. Es recomendable hacer una inspección detallada del estado de las llantas porque cualquier golpe, chichón, ralladura, corte, desgarro o similares es una clara señal de alerta para el cambio.

Precaución al contacto con objetos y fluidos externos. Es recomendable evitar estacionar el vehículo (auto o moto) sobre manchas de aceite o solventes, ya que esto puede dañar las llantas o dejar residuos de elementos extraños en los neumáticos que pueden afectar su funcionamiento en frenadas o a altas velocidades.

El estilo de conducción y la vida de la llanta. La recomendación inicial es que durante los primeros 200 km no se debería andar a altas velocidades, sino media.

Foto: Pirelli