banner_premios_via
shutterstock_1742387309.jpeg

Ojo a las modalidades de hurto de automotores

La Policía Nacional de Colombia, en su estudio “Hurto de automotores y estrategias contra el delito: una mirada desde la academia, el victimario y la policía”, describe las modalidades de hurto de automotores.

A partir de entrevistas realizadas a personas que se encontraban en la cárcel condenadas por hurto y tenían más de dos años de historia delincuencial, estimado conductor, tenga cuidado con las siguientes tipologías de hurto:

  1. “Quieto” (atraco): uso de amenazas que obligan al conductor a abandonar el vehículo. Esta denominación proviene de la frase de “quédese quieto y bájese”.
  2. “Bajonazo” o intimidación (atraco): frecuente en vehículos de servicio público (taxis), ya que se lleva al conductor hasta un sitio aislado o periférico y se le obliga con amenazas a bajarse del vehículo.
  3. Halado: se realiza cuando el carro está sin pasajeros, parqueado en bahías o en la calle; mediante distintas técnicas.
  4. “Estuche o pluma” (llave maestra): el carro se abre y enciende con una pluma (llaves hechizas elaboradas con seguetas, destornilladores, etc).
  5. Entrega o de confianza: se presenta por descuido de los conductores, cuando abandonan el auto dejando las puertas abiertas y el carro encendido o con las llaves puestas.
  6. “El taco”: a partir del uso un martillo (o taco) se rompe el encendido del carro, y luego se enciende haciendo ignición con los cables.
  7. Con bujía: se emplea una bujía húmeda (los delincuentes la ponen en su boca para humedecerla) y se lanza contra un vidrio para fragmentarlo.
  8. Autorrobo de vehículo asegurado: una persona quiere deshacerse del vehículo (por lo general para cobrar un seguro) y contacta a los delincuentes para planear el hurto mediante un acuerdo de dinero.
  9. De control (suplantación de autoridad): los delincuentes emplean distintivos o disfraces de la autoridad para engañar a víctimas fingiendo un retén o requisa, invitándolos a abandonar el automóvil y aprovechando para huir con él.
  10. Inicio: se ubica el vehículo que se va a hurtar y se busca la complicidad de vigilantes o encargados de la seguridad del vehículo. También se da por complicidad de lavaderos y parqueaderos donde los propietarios dejan las llaves de los carros, y los delincuentes pagan por las copias de las llaves para luego hurtar los vehículos.
  11. “Tomasiado o tomasera” (uso de sustancias psicoactivas): es la modalidad más común en las zonas de entretenimiento nocturno. Una persona se gana la confianza del propietario del vehículo y le proporciona alguna sustancia psicoactiva para incapacitarlo con el propósito de hurtar el vehículo y otras pertenencias.
  12. “Choque” (atraco): se usa un carro antiguo o hurtado para golpear por detrás un automóvil; cuando el conductor baja a mirar lo sucedido, otro integrante del grupo se sube al vehículo y huye.
  13. “Lujos” (hurto autopartes): con el carro estacionado o en movimiento, se hurtan los accesorios, es decir, espejos, antenas, tapas de llantas, radios, entre otros.
  14. “Creación de empresa fachada” (estafa): creación legal de una empresa dedicada a la comercialización de vehículos, que inicia un proceso formal de compra y venta con propietarios de automotores. Luego de pagar un pequeño monto de dinero al propietario, se tramitan los documentos para la entrega a un supuesto comprador. Finalmente, el vehículo es vendido por la empresa y nunca se le paga al propietario.

Fuente: https://www.policia.gov.co/sites/default/files/Hurto%20Automotores.html

Oct 6, 2021