banner_premios_via
shutterstock_579335839

Mitos del cambio de los discos de freno

Estas son las 10 principales barreras por las que algunas personas no hacen la reposición a tiempo y exponen la vida

Ante la desinformación que hay en el mercado, Ichiban Brakes aporta la siguiente mitología sobre el cambio de los discos de freno:

  1. Los discos de freno (DF) no se cambian nunca. FALSO: deberían sustituirse cada 60 mil a 80 mil kilómetros de uso, o lo que el fabricante del vehículo sugiera.
  2. Los DF son hechos de un metal tan resistente que nunca se dañan. FALSO: a la primera señal de rayaduras, alabeos o coloración tornasolada deberían sustituirse.
  3. Los DF aguantan varias rectificaciones. ATENCIÓN: estas piezas cuentan con una marca de mínimo espesor en el borde, medida dentro de la cual se pueden rectificar, pero ya por debajo de este espesor, se deben remplazar.
  4. Los DF son fabricados en acero. FALSO: el material de los discos es una aleación llamada fundición de hierro gris y, en el caso de los Ichiban, son libres de metales pesados.
  5. Todo DF nuevo viene cubierto con una grasa anticorrosiva que debe retirarse antes de ser instalados. DEPENDE: los Ichiban no requieren ser desengrasados antes de su instalación porque tienen una protección seca llamada GEOMET 360, una pintura de bajo micraje a base de zinc y aluminio que ayuda a su adecuada conservación.
  6. Si se daña un disco de freno puede sustituirse sin tener en cuenta el de la rueda contraria. DEPENDE: si la diferencia de grosor entre los discos del mismo eje supera el 10%, debería considerarse el cambio de la pareja para evitar descompensaciones en la frenada.
  7. Los DF perforados y ranurados duran menos que los lisos. FALSO: tanto el material como el diseño de los discos Ichiban ofrece tanta o más durabilidad que los convencionales, con el beneficio de mejorar la frenada y ser más resistentes a la temperatura.
  8. Siempre que vibre el pedal del freno durante una detención significa que hay que cambiar los discos. DEPENDE: el accionamiento del ABS de algunos vehículos puede ser muy ruidoso y vibrador, por lo cual es importante un diagnóstico técnico confiable antes de tomar alguna decisión.
  9. Siempre que se cambian los DF hay que hacer lo propio con las pastillas. DEPENDE: si las pastillas de freno tienen menos de una cuarta parte de vida útil o si están muy rayadas o contaminadas de grasa o aceite sí conviene cambiarlas con los discos que se vayan a sustituir. Un buen momento de cambiar este conjunto es cuando el disco se ha sobrecalentado o cuando su desgaste ya lo hace necesario.
  10. Los sistemas de frenos ya están inventados hace mucho tiempo y se pueden comprar a ojo cerrado sin riesgo. FALSO: al tratarse de equipo de seguridad es imprescindible que tengan los sellos internacionales de calidad (SAE, Sociedad Estadounidense de Ingenieros; OEM, fabricante de equipo Original; y EPA, Agencia Estadounidense del Medio Ambiente), así como el del cumplimiento del Reglamento Técnico Colombiano (resolución 4983 de 2013).
Fuente: Frenos Ichiban