banner_premios_via
Lubricación cadena

Aliste bien el carro o la moto

Las fallas mecánicas también se encuentran dentro de las causas de accidentes viales a nivel nacional.

Las averías en carretera se pueden evitar si se realiza un mantenimiento oportuno y preventivo al vehículo, sea automóvil o motocicleta. Por eso es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Documentos: tanto el SOAT como el certificado de RTM deben estar vigentes en todo caso.

Llantas: en condiciones óptimas permiten mayor adherencia especialmente en condiciones de lluvia. Por eso es importante que tengan un labrado superior a 1.6 mm de profundidad, calibrar el aire a lo que diga el fabricante del vehículo y revisar el estado general del vehículo en un centro de servicio.

Suspensión y dirección: cualquier ruido o vibración extraños al rodar o en el timón, o mancha de grasa o aceite en las ruedas o cerca de ellas puede ser síntoma de que algo está mal en alguno de estos sistemas.

Luces: el grupo óptico de luces aumenta la seguridad porque mejora la visibilidad en conducción nocturna o de poca luminosidad. Además, advierte las intenciones en la vía como giros, cambios de carril, detenciones emergencias o maniobras de parqueo.

Frenos: se deben revisar o cambiar oportunamente los elementos de fricción como las pastillas o bandas. También es importante cambiar anualmente, o cada 10.000 km el líquido de frenos.

Niveles: el aceite de motor es el primero que se debe revisar y cambiar según las recomendaciones del fabricante del vehículo. El refrigerante debe estar entre las marcas de nivel del depósito y consultar el cambio oportuno porque mantiene el motor en temperaturas adecuadas. El fluido de la dirección hidráulica, si aplica, ya que hay direcciones electroasistidas que no utilizan este líquido.

Foto: Cesvi